Cine Noticias Reseñas

RESEÑA: King Richard – Una biopic mediocre, sin corazón y cobarde

Los biopics son uno de los géneros más odiados y amados por igual en el mundo del cine. Explorar la vida de personas ilustres, u olvidadas por el mundo, para descubrir las razones detrás de su legado y conocer su contribución al mundo. Existen muchos casos, tanto buenos como malos, de biopics muy famosas, y directores como Martin Scorsese y actores como Tom Hanks se han forjado una carrera adaptando y dando vida las historias de diversas personas que dejaron una huella en el mundo.

Estos últimos años, los biopics han tomado un lugar muy prominente en la industria, gracias a adaptaciones increíbles de vidas reales a la gran pantalla. “Spencer”, “VICE”, “Tick, tick… BOOM”, “Rocketman” y “Bohemian Rapsody” son sólo algunos de los casos recientes de películas biográficas que han conseguido adaptar sus historias con gran acierto. Aunque claramente algunas no consiguen ser tan buenas en su calidad técnica o de guión.

“King Richard” es una cinta del año 2021, dirigida por Reinaldo Marcus Green, escrita por Zach Baylin, protagonizada por Will Smith y Aunjanue Ellis y distribuida por Warner Bros. Pictures. Para su suerte, pueden verla a través de HBO Max, por lo que, para su suerte, no tendrán que gastar en un boleto de cine.

La película nos cuenta la historia real de Richard Williams, el padre y primer entrenador de Serena y Venus Williams, 2 de las tenistas más importantes en la época contemporánea. Aquí seguiremos las razones detrás del entrenamiento por parte de Richard Williams, así como su método para atraer entrenadores de alto nivel para sus hijas y lograr que se conviertan en atletas de alto rendimiento, así como figuras importantes en el mundo del deporte.

Tengo… sentimientos, hacia esta película. Empecemos con uno de sus temas principales. Es claro que, aunque Richard Williams no busca vivir exactamente a través de sus hijas, si busca tener el reconocimiento que nunca ha tenido a través de las mismas, punto que la película señala como negativo al iniciar su tercer acto y busca la redención del personaje por medio de corregir este error. Sin embargo, la cinta, como ya lo he dicho, es protagonizada por Will Smith. Y, obviamente, Will Smith, y por ende su personaje, no puede estar en segundo plano.

Es entendible que la cinta trata de darle un mayor reconocimiento a quien fue responsable del crecimiento de 2 de las atletas femeninas más importantes de los años 90 y los años 2000, una persona la cuál muchos (incluyéndome) no reconocimos hasta el lanzamiento de la ya mencionada película. Pero eso no quita el hecho de que perdieron la oportunidad de contar una historia centrada en 2 deportistas desde su entrenamiento a temprana edad.

Aunque la película quiere mostrar la infancia y condiciones en las que crecen Serena y Venus, no logra alejarse lo suficiente de la figura de su padre como para lograr formar un lazo con ellas, siendo 2 de los personajes más interesantes de la película, junto con la madre de las mismas, un personaje que, de nuevo, se ve desplazado por la figura de Richard Williams.

Esta crítica puede sonar repetitiva y redundante, pero es que así es la cinta. No logra alejarse de la mayoría de películas biográficas que se suelen transmitir en la televisión abierta un sábado a las 12 de la tarde. No es buena ni en su historia ni es destacable en ningún aspecto técnico particular. Aquí ya entro en terrenos peligrosos, pero la película ni siquiera logra emitir un mensaje certero sobre el racismo.

Si, en la película vemos el racismo de la época, una época en la que los crímenes de odio eran muy comunes en Estados Unidos. Pero la cinta no se aleja del típico mensaje de “racismo malo”, aún cuando hay elementos potenciales como la vida en el ghetto. King Richard se centra en mostrar imágenes incómodas o desgarradoras de eventos reales, pero lo hace como quien muestra imágenes de un choque de autos para despertar el morbo.

En 2021, se estrenó la secuela de “Candyman”, la cuál basa toda su mitología en la exclusión de las personas de color, los crímenes que han sufrido a lo largo de la historia y como este odio se ha estado replicando de forma sistemática a lo largo de la historia. “Candyman” no busca el morbo en el espectador, sino que intenta explorar el racismo interiorizado en la sociedad actual y mostrar las consecuencias, tanto para las personas de color como para la personas blancas. Una película de terror muy ignorada ha conseguido un mensaje mucho más certero sobre este tema, en comparación con una película que será multipremiada en la época de premios por hacer lo mínimo.

“King Richard” no es una mala película, pero se queda muy floja en comparación a otras cintas biográficas que han conseguido ser mucho mejores tanto en lo que cuentan como en la forma en que lo cuentan. Si quieren darle un vistazo, pueden verla a través de HBO Max, pero no la recomendaría como una buena película para pasar el rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.