Reseñas Videojuegos

RESEÑA: Knockout City

Juegos como Fortnite, su dominio y grandes ganancias, han hecho que varios estudios busquen replicar este éxito de alguna u otra forma, desde Fall Guys hasta Destruction AllStars, todos han buscado una rebanada de ese gran pastel, es ahí donde EA sale al escenario y nos da Knockout City, juego competitivo desarrollado por Velan Studios y que nos trae un deporte clásico como lo es el Dodgeball o Quemados y le dota de toda esas mecánicas y colores de un juego actual que busca atrapar al público en partidas divertidas y llenas de movimiento, así como balonazos en la cara, ¿cumple el objetivo llamar nuestra atención y dejarnos jugando por horas?, quédense con nosotros para averiguarlo.

La cosa en el juego es sencilla como cualquier título competitivo que está allá afuera. Deberemos reunir una cuadrilla y enfrentarnos a otros equipos rivales, donde la victoria se decide en épicos combates de quemados. Pero antes de saltar a la arena podremos personalizar a nuestro personaje, además de toda la parafernalia estética con costo extra que seguramente con el tiempo se irá llenando de opciones. Es aquí donde el juego mete su sistema de microtransacciones, pero no es nada que nos moleste ya que solo son elementos estéticos y no hay forma de pagar para ganar.

Una vez que tenemos a nuestros personajes y ya tenemos a otros dos amigos con los que jugar, deberemos entrar a una partida y eliminar a los rivales con tiros especiales y una coordinación de equipo perfecta sin dejar de esquivar y atrapar la pelota. Para quienes no conozcan este deporte, la dinámica es sencilla golpear al equipo contrario con las pelotas que yacen en la cancha, sin embargo, si somos hábiles y atrapamos el balón lanzado antes de que nos golpe, la otra persona es la que se quema, por lo que esta dinámica se pasa a un alocado sistema donde las pelotas están esparcidas por el escenario y hay 7 diferentes tipos de pelotas, las cuales deberemos de poner atención y trazar nuestra estrategia para no ser nosotros los quemados. Evidentemente con el tiempo el juego irá agregando elementos que llenen de variedad estas partidas, desde diferentes tipos de pelotas, ubicaciones, modos de juego, recompensas, eventos y desafíos.

Dentro de las posibilidades en la partida podremos construir un equipo de estrellas en una experiencia fluida de juego cruzado. Juntos, deberemos eliminar al equipo rival en partidos 3c3, 4c4 o todos contra todos. La cosa será pasar, tirar y pensar en equipo para dominar y desbloquear exclusivas recompensas de equipo. Todo esto se llevará a cabo en mapas dinámicos repartidos por toda la ciudad. Las características exclusivas de los mapas hacen de cada nueva partida una experiencia tan intensa como sorprendente. El deporte de los quemados gana adeptos entre los neumáticos de los callejones, en las azoteas de los rascacielos o en medio de las calles más concurridas. Te lo puedes encontrar, por ejemplo, en la hamburguesería de la esquina o en una obra en construcción. Esto lo decimos porque el juego ha hecho un gran trabajo de ambientar sus escenarios haciéndolos sentir vivos a pesar de que nosotros estemos más ocupados buscando las pelotas que viendo el panorama. Cuando tiremos una pelota, deberemos de estar pendientes a la vez de la aparición de coches en movimiento, objetos que caen de los tejados o, incluso, alguna que otra bola de demolición.

Visualmente no tenemos mucha queja. Knockout City maneja este sistema de calidad visual vs. rendimiento, por lo que será decisión de nosotros decidir por cuál irse para tener una partida óptima, pero al probarlo sentimos que la opción rendimiento no aporta tanta distinción en el movimiento pero sí que opaca mucho su apartado visual, por lo que nosotros preferimos mucho la mejor calidad gráfica a pesar de que pareciera poco sabio en un juego competitivo y rápido como este. Será que esto se hace más escandaloso en su versión de Switch, pero suponemos que esto no debe de ser un problema. Fuera de ese detalle, el diseño de este mundo y los personajes tan caricaturizados hace que el juego tenga una personalidad muy única y que en momento deslumbre con tantos detalles en pantalla cuando las pelotas se están lanzando a diestra y siniestra.

Si EA quiere que su juego se mantenga jugado por el mayor público posible deberán de inyectar de nuevo contenido constantemente para que la experiencia de Knockout City no se sienta cansada al poco tiempo, ya que el juego es muy divertido pero sentimos que con las horas se puede volver repetitivo por falta de variedad, pero eso solo el tiempo lo dirá y la respuesta del público. Por lo pronto es un juego divertido que si te gusta el concepto de juego competitivo entonces deberías de darle una oportunidad, y vengarte por esos balonazos en la cara que de seguro te llegaron a dar jugando este divertido deporte.

 

Una propuesta divertida pero que depende de actualizaciones para seguir atractiva

Sin duda se ha conseguido hacer el deporte de los quemados más divertido, y con ello una propuesta competitiva bastante interesante, pero dependerá de las actualizaciones, sobre todo en cuanto a las diferentes pelotas, para darle variedad y mantener lo atractivo de esta apuesta de EA.

7.8
Historia:
6
Jugabilidad:
9
Gráficos:
8
Ambientación:
8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.