Indie Videojuegos

INDIE: Sunlight

Ya sea que se trate de las relajantes vibras isleñas de Animal Crossing: New Horizons o el regreso a una vida pastoral como en Stardew Valley, los videojuegos pueden ser una excelente manera de encontrar un momento de paz. Es un rasgo particularmente útil durante el clima actual, donde un momento de escapismo puede hacer maravillas por el bienestar físico y mental: aquí entra Sunlight del desarrollador Krillbite Studio, un juego de experimentación artística y recolección de flores que sobre todas las cosas quiere que tengamos un momento de paz.

Krillbite no es necesariamente conocido por crear juegos que sean relajantes para jugar. El desarrollador llegó por primera vez al ojo público gracias a Among The Sleep, un juego de terror psicológico que captó de inmediato a la comunidad y duró mucho en la memoria. Sin embargo, el estudio se ha expandido a otras áreas desde entonces, y la única tendencia concurrente de cada lanzamiento es el diseño visual interesante.

Sunlight ciertamente encaja perfectamente en este frente. El título es realmente hermoso a la vista, con la afirmación de Krillbite de influencia expresionista clara con su bosque abstracto pintado a mano y sobresalientes bolsillos de color en todas partes. Aquí se crea un bosque extraño y fluido por el que el jugador puede caminar, lleno de exuberantes verdes y manchas de luz de flores que recuerdan a juegos indie pioneros como Proteus.

El elemento visual de Sunlight también encaja bien con el diseño de audio. Es aquí donde Krillbite impulsa el desarrollo de juegos imaginativos, ya que al jugador se le cuenta una historia hipnótica a través de innumerables susurros. Se siente similar a los elementos de Hellblade: Senua’s Sacrifice, y se combina a la perfección con la partitura ambiental y coral del juego, así como con el sonido del viento susurrando las hojas de los árboles que crean una atmósfera bella pero que a la vez tienta a la curiosidad y al misterio.

Con todo, esto consolida la posición de Sunlight en el mercado. Lo que Krillbite ha creado es efectivamente un ejercicio de meditación tanto como un juego, con poca jugabilidad, sino un intento de poner al jugador en una mentalidad específica. El usuario puede encender Sunlight, dar un paseo y perderse en las olas de voces suaves y hojas revoloteando.

Esto podría dejar a algunos jugadores en un lugar incómodo si esperan algo tan cohesivo como Among The Sleep. El videojuego de terror no fue un festival de emoción lleno de acción, pero incluso en comparación, Sunlight se siente extremadamente lento, ya que su modo de juego simplista consiste únicamente en caminar y recoger flores. Este es el punto, por supuesto, con el objetivo de permitir que los jugadores entren en un estado de ánimo particular, pero vale la pena señalarlo para aquellos que buscan algo más tradicional.

Como tal, Sunlight se asienta por sí solo como un lugar de atención plena para los jugadores. Es una excursión breve, que toma solo media hora para jugar y, por supuesto, esto tiene un precio económico. Los jugadores pueden simplemente deambular por el bosque y escuchar su narrativa serpenteante, filosófica y ligeramente sensiblera, y repetir el proceso cada vez que sientan que necesitan encontrar ese momento de calma nuevamente.

Sunlight ciertamente no es para todos, con un nicho como juego de arte más parecido a algo cómo Flower o Mountain que incluso otros walking simulators. No obstante, es algo que sin duda encontrará un hogar y tendrá un impacto definitivo. Dado lo que hemos visto en el mundo en 2020 y el comienzo de 2021, este pequeño momento de paz es muy necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.