Cultura geek Editorial Videojuegos

¿Por qué nos gustan tanto a los gamers los streams de videojuegos?

No se necesita estar enterado de todas las tendencias para saber que actualmente, sobre todo después de los tiempos pandémicos, los streams ya son parte del diario andar de los internautas, sobre todo aquellos que gustan de los videojuegos como nosotros. Por ello es que la inquietud que nos reúne en esta oportunidad es relevante como tema de opinión dentro de los gamers que nos hacemos responsables de lo que consumimos; ¿por qué nos gustan tanto a los gamers los streams de videojuegos?

Según como se quiera abordar, tendremos diferentes interpretaciones del tema, pero quizá de las más sensibles y entendibles es la que nos lleva a pensar que tanto la contemplación de un juego como el acompañar a un amigo en su trayectoria, no es para nada ajeno a los gamers desde siempre. Nos educamos a contemplar, a comunicarnos, a consumir el juego que nos gusta con el mejor postor que cuente su experiencia o bien el jugador más reservado y hábil. Puede ser que solo nos guste la presencia del streamer o su personalidad, o solo él sirva como instrumento para entender la sensación de jugar algún título que nos inquieta, sea cual sea el caso, los videojuegos se puede vivir de muchas formas a pesar de que no interactuamos directamente con nuestras manos. 

Los tiempos pandémicos han venido muy bien (dentro de las tragedias) para los streams ya que, sin necesidad de salir de nuestras casas, podemos conectarnos con otros jugadores que pusieron su esfuerzo para poder transmitir su sesión de juego. Depende de nosotros decidir cuál personalidad, estilo de sesión de juego, género o experiencia elegimos para quedarnos contemplando la sesión de otros, ya que, eso sí, en cuanto a los streams de videojuegos, hay un poco para todos los gustos. 

De ahí ya podríamos hablar de otros temas, desde el aburrimiento hasta la necesidad de crear ídolos, pero esos son otros temas un poco más pantanosos y que no vienen al caso. Los streams, así como cualquier obra con intención de entretener, busca llamar la atención del mismo consumidor y cada quien es responsable de saber por qué es que vemos a los streamers y sus diferentes experiencias. Lo que sí podría ser un hecho es que el ver jugar a alguien es un sentimiento que cada gamer puede tener tatuado en sus memorias, aquellas sensaciones que viviste al ver jugar a tus primos cuando más niños. Aquellos chicos que veías jugar con la consola de prueba en el centro comercial, cada gamer sabrá por qué es que puede consumir a tal o cual gamer. El videojuegos es un producto hipnótico, tanto así que puede cautivarnos incluso a través de la experiencia y carisma de otro gamer con el control en la mano  y la cámara frente a él. 

De nuevo, cada gamer es responsable de lo que consume, pero no es difícil entender el porqué en estos días el ver streams de videojuego es un acompañante tan sabroso para el gamer promedio y ahora que lo sabes ahora sí podrás entender por qué es que este tipo de experiencias tienen tanto éxito. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.